¿Pueden los perros conseguir hiedra venenosa?

La hiedra venenosa es una planta común que se sabe que causa reacciones alérgicas en muchas personas, provocando erupciones rojas y con picazón en la piel. Los perros pueden exponerse fácilmente a la hiedra venenosa, pero es posible que no los afecte de la misma manera que afecta a las personas.

¿Pueden los perros contraer hiedra venenosa?

Técnicamente, los perros pueden verse afectados por la hiedra venenosa, pero es poco común. El pelaje de un perro puede actuar como una barrera para proteger la piel del urushiol, el aceite / savia irritante que se encuentra en la hiedra venenosa. 1 El urushiol también se encuentra en el roble y el zumaque venenosos. Algunos perros reaccionarán al urushiol si les toca la piel, pero muchos no experimentan ninguna reacción.

Cómo afecta la hiedra venenosa a los perros

Los perros pueden estar expuestos a la hiedra venenosa a través del contacto directo con la piel al caminar entre las plantas. Las frágiles hojas liberan aceite o savia sobre el pelaje y la piel expuesta. Los perros sensibles al urushiol pueden experimentar una reacción si entra en contacto con su piel. Esto causa un sarpullido con picazón que empeorará si el perro se rasca, lame o mastica el área afectada.

Los perros pueden experimentar irritación en la boca y el tracto gastrointestinal si lamen, mastican o comen plantas de hiedra venenosa. Algunos perros disfrutan de pastar o mordisquear hierba y hojas, y en el proceso ingieren hiedra venenosa por error.

Es importante que los dueños sepan que los perros pueden llevar urushiol en sus abrigos y transmitirlo a los humanos. 1

Signos de reacción de la hiedra venenosa en perros

  • Erupción cutánea roja que pica
  • Ulceraciones orales
  • Babeando
  • Vómitos

Cómo detectar la hiedra venenosa

Hiedra venenosa Imágenes de dominio público

La hiedra venenosa se puede encontrar en todo el territorio continental de los Estados Unidos y prevalece en áreas boscosas como bosques, humedales y campos. También se puede encontrar en parques, barrios residenciales o ciudades. 2 Las plantas crecen con tres hojas que pueden ser brillantes o sin brillo. 3 La hoja del medio suele tener un tallo más largo que las hojas de los lados. La hiedra venenosa puede crecer como un arbusto o en una enredadera. En caso de duda, evite las plantas con tres hojas.

Tratamiento de la hiedra venenosa en perros

Hay formas de protegerse y proteger a su perro de las reacciones después de la exposición a la hiedra venenosa. Es importante bañar a su perro lo antes posible para eliminar el urushiol de su pelaje. Use guantes y ropa protectora en su piel para que no entre en contacto con el aceite de la hiedra venenosa. Bañe a su perro con un champú o un agente desengrasante apto para mascotas. Elija un champú de avena antiseborreico, queratolítico o coloidal diseñado para perros. También puedes usar jabón para platos Dawn para bañar a tu perro. Asegúrese de proteger los ojos de su perro aplicando aceite mineral o ungüento lubricante para los ojos antes del baño. Siga con un acondicionador específico para perros para hidratar la piel y el pelaje.

Comuníquese con su veterinario si su perro desarrolla una erupción cutánea después de la exposición a la hiedra venenosa. Es posible que su perro deba ser tratado con medicamentos tópicos u orales para reducir la picazón y la irritación. Puede ser necesario un collar electrónico para evitar que su perro lama o muerda el área afectada.

La hiedra venenosa no es tóxica si se ingiere, pero puede causar molestias a su perro. Ofrézcale agua a su perro si ha estado comiendo, lamiendo o masticando hojas de hiedra venenosa. También es posible que desee enjuagarse la boca para eliminar los residuos de urushiol y reducir la irritación. Puede enjuagarse la boca con agua, solución salina o té negro diluido; solo asegúrate de que la temperatura sea fría. Comuníquese con su veterinario si nota babeo, llagas en la boca y / o vómitos. Es posible que su perro necesite medicamentos para tratar las náuseas y la inflamación.

Cómo prevenir la exposición a la hiedra venenosa

Puede reducir la exposición de su perro a la hiedra venenosa en casa identificándola en sus patios y eliminándola con cuidado. Use guantes y ropa de protección mientras corta el crecimiento de la hiedra venenosa. Use un herbicida apto para mascotas en los tallos y raíces restantes. Revise su jardín con frecuencia para ver si vuelve a crecer.

Mantenga a su perro con correa tanto como sea posible durante los paseos y caminatas para reducir la exposición a la hiedra venenosa. Observe a su perro de cerca si lo deja sin correa. No permita que su perro deambule libremente . La hiedra venenosa se puede mezclar con el crecimiento de otras plantas a lo largo de senderos, caminos y carreteras. Su perro puede deambular fácilmente sin su conocimiento.

Hiedra venenosa Wikimedia Commons